El banco II (el retorno)

He vuelto al banco. El aviso era concluyente*: “Como fiador solidario del contrato de leasing mobiliario …. y como consecuencia …. presenta un saldo …. 547 €  …. De persistir …. nos veremos obligados ….”. Clara no había podido dormir: “Otra vez igual. No hay manera de que esto acabe”.

La nueva interventora, muy amable, no quitaba la vista de aquel papel y asentía en fracciones de tiempo regulares, por lo que deduje que no me escuchaba. Finalmente, decidió hacerme esperar.
El vestíbulo era el mismo; el mobiliario no había cambiado. Saludé cariñosamente al sillón familiar, que pareció reconocerme. Poco después entró apresuradamente un policía. Una vez repuesto del susto inicial, preferí que pasara él primero y cederle mi turno, lo que agradeció sin grandes alharacas. Le contesté que cuando tuviera una multa le llamaría. “Mejor no”, respondió. De inmediato supe que he de revisar mi sentido del humor. En los últimos tiempos vengo observando que o no se me entiende y no me hacen caso o me toman directamente por gilipollas. Mi nuevo amigo me hizo un rápido retrato robot y pensó: “Mira este, un yayoflautas moroso”.

El despacho del director estaba igual. Los nuevos propietarios ni siquiera habían cambiado las litografías con flores. Son catalanes. Al director, en mangas de camisa, sin manguitos, encanecido, lo conocía de otro lugar, en otro tiempo y él, estoy seguro, no me recordaba.
“Su expediente… vamos a ver … es tan antiguo” murmuró mientra ponía en marcha su PC* [cerebro personal … recuerda: mi sentido del humor]. “No creo que esté aquí”. Su expresión era de repasar mentalmente fechas, lugares, contratos… “¿Me deja su carnet de identidad?”. “Está caducado”. Su semblante cambió de inmediato y noté que pensaba: “Mira este, un yayoflautas moroso”. Con mi DNI caducado en la mano, tecleó el número en su PC [sin asterisco, que no soy gilipollas] y obtuvo la información que necesitaba: “Vamos a ver… valor residual del leasing … 53 € … intereses de demora … comisiones de mantenimiento …. intereses de las comisiones de mantenimiento … mantenimiento de los intereses …. 547 €”. “¿Gavilá me ha dicho?” “¿2001?… es tan antiguo…”
Su cara estaba iluminada cuando exclamó: “¡Ah, sí… el fotógrafo!”
[click]

1176197_565302960174285_425153846_n

Certamen de fotografía Beni Trutmann

Este año se celebra la úndecima edición del concurso de fotografía Beni Trutmann el de mayor trayectoria de Formentera.

Beni Trutmann llegó a tomar más de treinta mil fotografías mostrando su amor por la espledendorosa belleza de Formentera.

Se pueden presentar hasta un máximo de tres fotos sobre la isla , en las categorías colory de blanco y negro. El plazo máximo de admisión es hasta el 12 de abril de 2013.

Hay varios formatos permitidos: cuadrado, digital, clásico y panorámico. Los fotógrafos participantes podrán ganar 500, 300 y 200 euros para cada categoría y para cada uno de los tres galardonados.

Una vez acabado el concurso se celebrará una gran exposición en la Sala de Exposiciones del Ayuntamiento Viejo, en la que se efectuará la ceremonia de entrega de premios.

La exposición permanecerá abierta hasta el 10 de mayo con una selección destacada de los obras presentadas a concurso.

Las bases del concurso se pueden consultar en la página web del Consell de Formentera.

Cristina García Rodero

Cristina García Rodero

El primer impulso artístico de esta fotógrafa nacida en Puertollano fue la pintura, por eso se formó en Bellas Artes. Pero, más tarde su carrera se encaminó hacia la fotografía. Ella ha trabajado durante muchos años dando forma a un gran trabajo antropológico sobre las fiestas y tradiciones populares. Se trata de la España Oculta.

Durante décadas estuvo recorriendo toda la geografía nacional en busca de capturar esos instantes buscando fotografiar costumbres a punto de extinguirse. Este trabajo le reportó primero una reconocimiento mundial y posteriormente en España, recibiendo entre otros el Premio Nacional de Fotografía en 1996.

también ha trabajkado en América. Muy importante es su trabajo sobre el vudú en Haití y el titulado María Lionza, La Diosa de los ojos de agua sobre el mito venezolano.

Cristina García Rodero entró a trabajar en 2008 en la conocida agencia Magnum, siendo la única representante de nuestro país en trabajar en esa agencia.